Liderazgo Impulsado por la Inteligencia Artificial

IA 4

Publicado originalmente en inglés en MITSloan – Traducción y Ajustes: Néstor Altuve

Muchas empresas están experimentando con Inteligencia Artificial (IA) en pequeña escala y algunas se han comprometido a que sus organizaciones serán “IA-First” o “IA-Driven”.

Pero, ¿Qué significa esto?, ¿Qué está haciendo o liderando la IA, y en particular cuál es el papel del liderazgo en hacer que las organizaciones sean impulsadas por esta tecnología?

Vemos mucha confusión en cuanto a la oportunidad y la acción. En la encuesta Deloitte Global Human Capital Trends de 2018 y el informe de líderes empresariales y de RRHH el 72% indicó que la inteligencia artificial, los robots y la automatización son importantes, pero solo el 31% consideró que sus organizaciones estaban preparadas para abordar la estrategia de implementación de estas tecnologías.IA 2

Todavía no hay muchas empresas impulsadas por la IA, y si bien hemos visto algunos ejemplos fuera de las de tecnología, la mayoría de las que sí existen son empresas de este sector. Eso hace que sea un poco especulativo definir los rasgos que los líderes necesitan para ayudar a que sus organizaciones avancen hacia un futuro apoyadas con la inteligencia artificial. Aun así es útil comenzar a desarrollar un marco para lo que ya sabemos sobre lo que se necesita para ser un líder impulsado por la inteligencia artificial.

Los Siete Atributos de los Líderes Dirigidos por IA

Algunos de los rasgos necesarios para convertirse en líderes impulsados por la inteligencia artificial surgen simplemente de la lógica. También tenemos encuestas para extraer de organizaciones que están activas en el campo de la IA, y analizando este material, hemos identificado siete atributos de líderes que están a la vanguardia:

  1. Aprenden de las tecnologías: Ayuda mucho al liderar con IA para saber qué es y qué hace. Sí, esto parece obvio, pero por tradición los líderes fuera de los campos de TI rara vez han sentido la necesidad de comprender las tecnologías más allá del nivel superficial. Con la IA es diferente, no es solo una tecnología sino muchas, cada una con sus propios tipos de aplicaciones, etapa de desarrollo, fortalezas y limitaciones. Algunos, como la automatización de procesos robóticos, son relativamente fáciles de implementar, incluso para personas que no son de TI, y proporcionan un ROI rápido. Otros, como las redes neuronales de aprendizaje profundo, son mucho más complejas y vanguardistas, y requieren altos niveles de experiencia. Las organizaciones impulsadas por IA generalmente quieren explorar una amplia variedad de tecnologías y los líderes necesitan saber lo suficiente sobre ellas para poder analizar cuáles serán las más importantes para el éxito de su organización.
  2. Establecen objetivos comerciales claros: Como con cualquier otra tecnología es importante tener objetivos claros para usar IA. ¿Hay algún servicio que pueda ser más fácil de usar para los clientes?, ¿Existen procesos comerciales particulares en los que el conocimiento no se distribuye de manera efectiva?, ¿Hay algunos tipos de decisiones que no emplean datos de la manera en que deberían? IA puede abordar cualquiera de estos problemas, pero probablemente no todos a la vez, por lo que los líderes deben tomar algunas decisiones. La encuesta Deloitte State of Cognitive 2017 de ejecutivos de EEUU con un alto nivel de inteligencia artificial y que opera dentro de las empresas que adoptan IA y las tecnologías cognitivas más agresivamente descubrió que los objetivos más populares implicaban usar IA para mejorar los productos y servicios existentes, tomar mejores decisiones, crea nuevos productos y optimizar los procesos comerciales. Por supuesto, hay opciones que deben profundizarse dentro de cada una de esas categorías. Estas decisiones son apropiadas para que los gerentes superiores sean dueños y creadores.
  3. Establecen niveles apropiados y alcanzables en los proyectos: Algunas organizaciones tienen dificultades para lograr objetivos muy ambiciosos y los “tiros a la luna”, como es lógico, no siempre llegan a la luna y pueden retrasar las iniciativas de IA en general si fallan. La alternativa es emprender una serie de proyectos menos ambiciosos, a menudo denominados frutas de bajo costo. Incluso en Amazon, una de las organizaciones tecnológicamente más sofisticadas del mundo, el CEO Jeff Bezos señaló en su carta de 2017 a los accionistas de Amazon que mientras la compañía está emprendiendo algunos proyectos muy ambiciosos como drones inteligentes, la mayor parte de sus esfuerzos de aprendizaje automático están dedicados a “Silenciosamente pero mejorando significativamente las operaciones principales”. Si bien es menos transformacional individualmente, una serie de tales proyectos puede sumarse a cambios importantes en un producto o proceso. En general, creemos que la mayoría de las empresas estarán mejor con una serie de proyectos de IA menos ambiciosos, aunque puede haber algunas circunstancias en las que se justifique un objetivo a gran escala.
  4. Miran más allá de los pilotos y las pruebas de concepto: Nuestra investigación sugiere que los proyectos de inteligencia artificial hasta ahora están muy cargados de pilotos. Pero para mejorar la productividad y lograr el ROI necesario los líderes deben presionar a sus empresas para que amplíen estos proyectos al estado de producción total. Esto significa identificar las mejoras del proceso antes de aplicar la tecnología y descubrir cómo integrar las tecnologías de inteligencia artificial con las aplicaciones existentes y las arquitecturas de TI. Estas no son habilidades fáciles. Los líderes impulsados ​​por IA deben ayudar a evaluar el potencial de implementación a gran escala antes de embarcarse en proyectos piloto.
  5. Preparan a las personas para el viaje: La mayoría de los proyectos de inteligencia artificial implican un “aumento”, personas inteligentes que trabajan en colaboración con máquinas inteligentes, en lugar de la automatización a gran escala. Eso significa que los empleados tendrán que aprender nuevas habilidades y adoptar nuevos roles, lo que no sucederá de la noche a la mañana. Los buenos líderes ya están preparando a su gente para IA desarrollando programas de capacitación, reclutando nuevas habilidades cuando sea necesario e integrando el aprendizaje continuo en sus modelos, y de hecho, el informe 2018 Digital Business de Deloitte y MIT Sloan Management Review muestra que las empresas están poniendo un mayor enfoque en el aprendizaje continuo. La función de Tecnología y Operaciones de Bank of America desarrolló una serie de programas de educación en línea para sus más de 90,000 empleados que abordan algunas de las habilidades necesarias para trabajar junto con el chatbot “Erica” ​​del banco y otras aplicaciones de IA. Deloitte se ha enfocado en hacer que sus profesionales sean “conocedores de la tecnología”, y no solo aquellos que trabajan en consultoría tecnológica, sabiendo que en un entorno empresarial orientado a la inteligencia artificial, prácticamente todos los empleados de Deloitte deberán comprender cómo funciona la tecnología y cómo se adapta a sus necesidades y trabajos.
  6. Obtienen los datos necesarios: Los líderes impulsados ​​por IA saben que los datos son su activo más importante si quieren hacer un trabajo sustancial. Aquellos que planean usar el aprendizaje automático para predecir qué comprarán sus clientes en qué circunstancias, por ejemplo, necesitan datos de alta calidad sobre los diferentes tipos de clientes que compraron en el pasado. Los líderes de las organizaciones de atención médica que desean utilizar modelos de aprendizaje profundo para analizar imágenes médicas necesitan muchas imágenes con resultados etiquetados de los cuales el sistema puede aprender. Muchas organizaciones necesitarán recurrir a datos externos para aumentar sus fuentes internas, mientras que otras necesitarán mejorar la calidad de los datos y la integración antes de que puedan usarlo con sus proyectos de IA. En otras palabras, los líderes impulsados ​​por inteligencia artificial deben comenzar ahora, si no ayer, a mejorar sus datos.
  7. Orquestan organizaciones colaborativas: Los ejecutivos de alto nivel (CEOs y jefes de operaciones, TI, RR.HH., marketing, etc.) no suelen ser conocidos por su estrecha colaboración en iniciativas que involucran tecnología. Pero estos grupos necesitan trabajar juntos en organizaciones impulsadas por la IA para establecer prioridades, determinar las implicaciones para las arquitecturas tecnológicas y las habilidades humanas, y evaluar las implicaciones para las funciones clave, como la comercialización y la cadena de suministro. Si se considera que la inteligencia artificial es una tecnología catalítica importante, no hay ninguna razón para que los altos ejecutivos no colaboren en su liderazgo, incluso si los planes a corto plazo de la organización para la inteligencia artificial pueden ser relativamente modestos, porque no serán así para siempre. Deloitte se ha referido a este enfoque como “liderazgo sinfónico”, con jugadores que trabajan en concierto como una orquesta. Muchas empresas que desarrollan proyectos de inteligencia artificial dicen que emplean métodos ágiles. En las iniciativas de inteligencia artificial que se benefician de los métodos ágiles estos ejecutivos deben involucrar a las partes interesadas aportando información sobre los objetivos, resultados y el impacto que las iniciativas tendrán en el negocio. Juntos, los equipos de liderazgo ágiles y sinfónicos no solo facilitarán el progreso en IA, sino que comunicarán a la organización que se está adoptando una nueva forma de trabajar y administrar.

Artificial intelligence making possible new computer technologiesEvolución hoy, revolución mañana

Convertirse en un líder impulsado por la inteligencia artificial puede no ser fácil para muchos ejecutivos. Aún no es común que los ejecutivos comprendan las tecnologías: la encuesta Deloitte 2017 de ejecutivos con alto conocimiento de esta tecnología descubrió que el 37% de los encuestados dijo que el principal desafío de IA es que “los gerentes no entienden las tecnologías cognitivas y cómo funcionan”.

Los líderes tendrán que trabajar más duro para darse cuenta de los beneficios. En la mayoría de las organizaciones actuales, IA es una fuente de beneficios evolutivos, pero confiamos en que a largo plazo será una fuerza revolucionaria. Llevará a cambios en cómo se hace el trabajo, cómo se toman las decisiones y cómo las organizaciones aprovechan el conocimiento y la información para alcanzar los objetivos.

No debe haber ninguna duda de que las empresas que aspiran a ser impulsadas por la inteligencia artificial deben tener al frente líderes impulsados por la inteligencia artificial, es decir, motivados, conocedores y comprometidos con esta poderosa herramienta.

Ver original en inglés Aquí

Traducido y ajustado por Néstor Altuve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s