10 Claves para la Digitalización Básica e Imperativa de Restaurantes

Si bien el proceso de transformación digital es mucho más completo y complejo, los restaurantes no pueden obviar estas 10 claves. Luego se experimentará con tecnologías más disruptivas y complejas

Fuente: DiegoCoquillat.com – Ajustes Menores y Texto Introductorio: Néstor Altuve

Son muchas las tareas que en las diferentes industrias se tienen que llevar a cabo para la transformación digital, y la de los restaurantes no escapan de estas. En su sitio web, el experto Diego Coquillat nos presenta un artículo sobre las 10 formas de promocionar un restaurante en internet que de alguna forma podemos considerarla como un check list de digitalización básica e imperativa para este tipo de negocio. Si bien, son muchos otros los elementos a considerar para afrontar una transformación digital verdadera y efectiva, iniciar con estos 10 puntos representan un excelente punto de partida.

1.- Web del restaurante fácilmente encontrable:

Cuando buscas un restaurante cualquiera en Google, lo más probable es que el primer resultado sea un agregador de reseñas; por ejemplo, el del propio buscador. Aunque este posicionamiento es difícil de batir, sí que se puede colocar la web dedicada del restaurante en las primeras pociones, especialmente, si el nombre del restaurante es único.

Que el restaurante tenga una web proyecta una imagen de marca más profesional. Una página básica es suficiente, no se necesitan grandes florituras para que cumpla con su cometido. Y, ¿Cuál es el cometido?, pues visibilizar el negocio cuando el cliente potencial lo busque e informar para que su experiencia de usuario sea positiva incluso antes de haber iniciado su relación con el restaurante. Para ello, datos como la ubicación, los horarios, el menú, los precios, las condiciones del servicio, el número de teléfono y el e-mail deben estar presentes.

2.- Comunicación a través de redes sociales:

Las redes sociales aúnan dos pros importantes. Por un lado, son gratuitas; por otro, concentran una gran audiencia. Gracias a ello, los restaurantes pueden encontrar nueva clientela de forma muy eficiente: los gastos serán negligibles o despreciables mientras no se cuente con un gestor de comunidades, lo cual es innecesario en un primer momento.

Además, los usuarios del restaurante se darán cita en el perfil del negocio para hacerse partícipes de la actividad desempeñada por los hosteleros. Para retener y fidelizar, es crucial que el negocio se dirija a estos consumidores de alto valor con contenido relevante, auténtico y disfrutable.

Los seguidores ayudan a que los restaurantes sigan creciendo, ya no solo físicamente, sino también de forma digital. Dinamizar el negocio con Twitter, Instagram incluso Tik Tok es posible, incluso sin grandes inversiones.

3.- Campañas Ads bien planificadas con PPC’s optimizados:

Cuando entramos en el campo del PPC —pago por clic—, es importante que la estrategia mercadotécnica esté bien diseñada. Es aquí donde pude despuntar un profesional con experiencia en publicidad digital.

El primer paso es segmentar nuestra audiencia. Debemos conocer el rango de edades, ubicación, intereses y otros rasgos para poder orientar los esfuerzos hacia otros internautas que compartan las mismas características.

Luego, conviene comprobar que nuestro copy —los textos e imágenes que componen el anuncio— es efectivo. Para ello, lo mejor es contar con varias variantes y probarlas de forma escalonada en lo que se suele conocer como test A/B. El copy que funciona pasa la prueba y el que no se desecha.

Seguir cada etapa al pie de la letra evita malgastar dinero. El mercado de la publicidad para restaurantes es competitivo, y los márgenes de beneficio pueden desaparecer rápidamente si no se actúa con cabeza en la subasta de anuncios.

4.- Estrategias locales para captar al cliente de cercanía:

Un establecimiento en localizado en sitio de alto tráfico se dará a conocer incluso si no se publicita. No pasará lo mismo con aquellos locales que se encuentren en lugares con densidad de población menor.

Si así ocurre con tu restaurante, entonces es momento de preparar una campaña de publicidad online a nivel local. En primer lugar, tu web debe aparecer cuando alguien busque restaurantes en tu zona. Las técnicas de SEO local te ayudarán a lograrlo. Aparte, puedes usar el potencial de Google Maps para que quienes usen el servicio cartográfico vean en el mapa dónde está tu negocio.

Las publicaciones que hagas en redes sociales deben implicar también a la gente del barrio, pueblo o ciudad donde esté el restaurante. Participa en la vida comunitaria a través del negocio. ¿Se celebra una fiesta gastronómica?: prepara un menú especial para la ocasión. ¿Hay algún evento de nicho?: ofrece el restaurante como espacio de reunión. Las posibilidades son prácticamente infinitas, lo único que hay que tener en mente es que el ámbito de tus acciones publicitarias debe ceñirse a tu área de influencia, nunca más allá, pues supondría esfuerzo perdido.

5.- Publicidad tradicional combinada con la digital:

La publicidad en papel, televisión o radio sigue funcionando como antaño, aunque los mayores suelen ser más receptivos. Si quieres adaptarla para que también los millennials se sientan atraídos, puedes probar con algo sencillo: añadir un código QR que lleve a tu página web o adjuntar un código promocional alfanumérico que quienes vean el anuncio puedan usar al pedir o reservar en línea. Fácil, sencillo y apto para todo el mundo.

6.- Gestiona el prestigio digital de restaurante:

La publicidad boca a boca, aquella que nuestros exclientes hacen en nuestro favor después de haber disfrutado de una magnífica experiencia en el restaurante, también tiene cabida en el siglo XXI.

Es publicidad tiene lugar hoy a través de las redes sociales. Los consumidores quieren compartir los momentos mágicos que viven con familiares, pareja o amigos en los restaurantes. Lo hacen con fotografías y vídeos en las redes sociales. El hostelero se lo puede poner un poco más fácil, o incluso incitar el comportamiento. Para ello, el ambiente y la comida deben ser únicos, buscar la diferenciación. De esta forma se magnificará la viralidad —y, por ende, la visibilidad— del local.

Otra forma en la que se manifiesta el boca a boca en la actualidad son las páginas de reseñas o comentarios online. Es importante que el restaurante las gestione adecuadamente: contestar con educación siempre —incluso si son malas críticas— y solicitar a los agregadores que eliminen las que son falsas, un problema que campa rampante en estas webs.

7.- Implanta programas de fidelización:

Los programas de fidelización funcionan desde tiempos inmemoriales. Antaño acostumbraban presentarse en forma de tarjeta con sellos estampados. Ahora, forman parte de una app móvil; generalmente, en la sección de recompensas.

Estos sistemas permiten conseguir nuevos clientes, al ofrecer un descuento o promoción por la primera consumición; pero también retenerlos, al dar puntos con cada comida o bebida que se toma en el establecimiento. A la larga, esto mejora sustancialmente el rendimiento económico del local. Y, si no, que se lo digan a Starbucks, pionero de estos sistemas digitales y una cadena que ha visto cómo todos los competidores se sumaban a la corriente liderada por ellos.

8.- Cuida la experiencia del usuario:

Independientemente de cuánto tiempo o dinero inviertas en una buena campaña de publicidad online, la mejor estrategia siempre será que el cliente quede satisfecho al 100 %.

Confiere homogeneidad a los servicios que ofreces en tu local de forma que el cliente siempre sepa qué cabe esperar de su visita o pedido para llevar. Al presentarse como un restaurante previsible, de confianza, el hostelero gana mucho más de lo que podría imaginar:

  • El ticket promedio aumentará
  • El tráfico de clientes se incrementará
  • El alcance del restaurante será mayor
  • Las reseñas mejorarán su puntuación
  • El renombre de la marca se reconocerá
  • Habrá más conversación en redes en torno al negocio

Todo ello lleva a un aumento de la facturación en caja.

9.- Incrementa el tráfico orgánico:

Probablemente, de todos los consejos que mencionamos en este artículo, este sea el más difícil de conseguir. El tráfico orgánico es aquel que llega motivado por su propio pie, sin que nadie le dirija antes hacia nuestras interfaces en la red.

Hay varias formas en las que esto se puede lograr; en especial, optimizando la web del restaurante para que figure entre los primeros resultados para búsquedas relacionadas con el restaurante. Así, puede ser interesante montar un blog semanal sobre las recetas que se listan en la carta o sobre el turismo en la zona.

Cuanta más gente encuentre el local mejor: una parte nada desdeñable se tornarán en clientes.

10.- Aparece en directorios locales:

Al hacer publicidad online, es importante para el restaurante aprovechar todas las oportunidades que estén en su mano. Así, los directorios locales pueden ser de gran ayuda. Asociaciones de empresas, cámaras de comercio, grupos de interés en redes, páginas de ayuntamientos y blogs locales pueden ser magníficos altavoces para dar a conocer la labor del local.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s